Educación Fundamental

LIBRO

EDUCACIÓN FUNDAMENTAL

PSICOLOGÍA REVOLUCIONARIA


SAMAEL AUN WEOR
BUDDHA MAITREYA - KALKI AVATARA DE LA NUEVA ERA ACUARIA

SEGUNDA EDICIÓN, CALI – COLOMBIA – SUR AMÉRICA – 1970

PREFACIO


"Educación Fundamental" es la ciencia que nos permite descubrir nuestra relación con los seres humanos, con la naturaleza, con todas las cosas. Por medio de esta ciencia conocemos el funcionamiento de la mente porque la mente es el instrumento del conocimiento y debemos aprender a manejar ese instrumento, que es el núcleo básico del yo psicológico.

En esta obra se nos enseña en forma casi objetiva el modo de Pensar, por medio de la investigación, el análisis, la comprensión y la meditación.

Nos informa, cómo mejorar los recuerdos de la memoria valiéndonos siempre de tres factores: sujeto, objeto y lugar; la memoria la mueve el interés, de manera que hay que ponerle interés a lo que se estudia para que se grabe en la memoria. La memoria mejora por medio del proceso de la transmutación alquímica que poco a poco irán conociendo los estudiantes que se interesen por su mejoramiento personal.

Para los occidentales el estudio comienza a los 6 años, o sea, cuando se estima que tienen uso de razón; para los orientales, sobre todo los Hindúes, la educación comienza desde la gestación; para los Gnósticos desde los amoríos, es decir, antes de la concepción.

La educación futura abarcará dos fases: una a cargo de los padres y otra a cargo de los maestros. La educación futura pondrá a los educandos en el Divino conocimiento de aprender a ser padres y madres. La mujer lo que requiere es protección, amparo, por ello la niña se apega más al padre cuando niña porque lo ve más fuerte y vigoroso; el niño requiere amor, cuidado, mimos, por ello el niño se apega más a la madre por instinto natural. Más tarde, cuando se pervierten los sentidos de ambos, la mujer busca un buen partido o también un hombre que la quiera, cuando ella es la que debe dar amor, y, el varón busca una mujer que tenga medios para vivir o que tenga una profesión; para otros predomina la cara y formas corporales para sus sentidos.

Sorprende ver los textos escolares, cada obra con miles de preguntas, que el autor contesta por escrito para que los alumnos se las aprendan de memoria, la infiel memoria es la depositaría del conocimiento que con tanto empeño estudian los jóvenes, esa educación enteramente materialista los capacita para ganarse la vida cuando terminan los estudios, pero de la vida en la cual van a vivir nada saben, a ella entran ciegos, ni siquiera se les enseñó a reproducir la especie en forma enaltecida, esa enseñanza está a cargo de los malandrines, a la sombra de la impudicia.

Se requiere que el joven comprenda que la simiente que produce el organismo humano, es el factor más importante para la vida del hombre (especie), es bendita y, por consiguiente, el mal uso de ella dañara su propia progenie. En los altares de la Iglesia Católica se guarda en el Sagrario con suma veneración la hostia como representativa del cuerpo de Cristo, esa Sagrada figura; está formada por la simiente del trigo. En el altar vivo, o sea, nuestro cuerpo físico, nuestra simiente ocupa el puesto de la sagrada hostia de la cristiandad que sigue al Cristo Histórico; en nuestra propia simiente guardamos el Cristo en sustancia los que seguimos al Cristo vivo que vive y palpita en el fondo mismo de nuestra propia simiente.

Con sumo interés vemos que los agrónomos que tienen a su cargo el conocimiento de las plantas que sirven al hombre, enseñan a los campesinos a guardar respeto por la semilla que riegan en los campos, vemos que han mejorado la calidad de las simientes para producir mejores cosechas, guardando en grandes silos las existencias de cereales, para que no se pierdan las semillas que con tanto empeño produjeron. Vemos como los veterinarios, a cuyo cargo está el manejo de la vida de los animales, han logrado producir reproductores o sementales cuyo costo es cien veces mayor al producto de la carne, lo cual indica que es la simiente que producen, el motivo de tan elevado costo. Sólo la medicina oficial, a cuyo cuidado está la especie humana, nada nos dice sobre la mejora de la simiente; nosotros lamentamos positivamente esta demora e informamos a nuestros lectores que la simiente humana es la más fácil de mejorar, mediante el uso permanente de tres alimentos básicos: por medio de lo que pensamos, lo que respiramos y lo que comemos. Si sólo pensamos en vaguedades, en cosas insulsas, sin importancia así será la simiente que producimos porque el pensamiento es determinante para dicha producción. El joven que estudia difiere del que no recibe educación en aspecto y presencia, hay cambio en la personalidad; El hecho de respirar cervezas digeridas en los bares y cantinas, determina sobre la vida de los parroquianos que frecuentan esos lugares: Las gentes que se alimentan de pasteles, cerdo, cerveza, picantes, alcohol y alimentos afrodisíacos, viven una vida pasionaria que los conduce a la fornicación. Todo animal fornicario es hediondo: burros, cerdos, cabras y hasta las aves de corral a pesar de ser aves, como lo es el gallo casero. Fácilmente se puede apreciar la diferencia que existe entre los fornicarios y los que el hombre hace castos a la fuerza para explotarlos, obsérvese las gónadas del caballo de carrera a la de los caballos de carga, entre los toros de lidia y los sementales que a diario salen por la prensa, el berraco o cerdo semental, aún en animales pequeños como la rata que es tremendamente pasionario y siempre su aspecto es repugnante, igual cosa pasa en el varón fornicario que cubre su pestilencia con desodorantes y perfumes. Cuando el hombre se hace casto, puro y santo, en pensamiento, palabra y obra, recupera la infancia perdida, se embellece en cuerpo y alma y su cuerpo no transpira fetidez.

¿Cómo se logra la educación pre-natal? Esto sucede entre parejas que siguen la castidad, es decir, que no pierden jamás su simiente en la displicencia y el placer efímero, así: Los esposos quieren brindarle cuerpo a un nuevo ser, se ponen de acuerdo y piden al Cielo sean guiados para el acontecimiento de la fecundación, luego en actitud permanente de amor conviven alegres y festivos, aprovechan la época en que la naturaleza es más pródiga, tal como lo hacen los campesinos para sembrar, usan el proceso de la transmutación alquímica juntándose como marido y mujer, lo cual permite la escapada de un espermatozoide fuerte y vigoroso, mejorado por las practicas antes conocidas y se logra por este medio el acontecimiento de la divina concepción, una vez que la mujer perciba que está embarazada, se aparta del varón, es decir, la vida conyugal termina, esto lo debe hacer fácilmente el varón casto porque está llenó de gracia y poder sobrehumanos, por todos los medios le hace grata la vida a su esposa para que ella no recurra a la molestia ni cosas parecidas porque todo ello repercute sobre el feto que se está gestando, si esto causa daño ¿qué no será el ayuntamiento que en forma libidinosa practican las gentes que no han recibido nunca un consejo en este sentido? Lo cual da motivos para que muchos niños sientan pasiones terribles desde temprana edad y ruboricen a sus madres en forma escandalosa. La madre sabe que está dándole vida a un nuevo ser el cual guarda en su Templo Vivo, como una joya preciosa, dándole con sus oraciones y pensamientos bellas formas que enaltecerán a la nueva criatura, luego viene el acontecimiento del nacimiento sin dolor; en forma sencilla y natural para gloria de sus padres. La pareja guarda una dieta que generalmente es de cuarenta días hasta que vuelva a su puesto la matriz que sirvió de cuna al nuevo ser; sabe el varón que a la mujer que cría al hijo debe mimarla y contemplarla, con caricias sanas pues cualquier forma pasionaria violenta repercute en los senos de la madre y traen obstrucciones en los canales por donde fluye el precioso líquido que le dará vida, al hijo de sus entrañas, la mujer que quiera poner en práctica esta enseñanza observará que desaparece la vergüenza de tener que operar los senos por permanentes obstrucciones. Donde hay castidad hay amor y obediencia, los hijos se levantan en forma natural y todo mal desaparece, así comienza esta educación fundamental para la preparación de la personalidad del nuevo ser que ya irá al colegio capacitado para seguir la educación que le permitirá convivir y más tarde ganarse por sí sólo el pan de cada día.

En los primeros 7 años forma el niño su propia personalidad de manera que son tan importantes como los meses de la gestación y lo que se espera de un ser traído en semejantes condiciones es algo que ni siquiera sospechan los humanos.

La inteligencia es un atributo del Ser, tenemos que conocer al Ser.

El Yo no puede conocer la Verdad porque la Verdad no pertenece al tiempo y el Yo sí.

El miedo y el temor dañan la libre iniciativa. La iniciativa es creadora, el temor es destructivo.

Analizando todo y meditando, despertamos la conciencia dormida.

La verdad es lo desconocido de instante en instante, ella nada tiene que ver con lo que uno crea o no crea; la verdad es cuestión de experimentar, vivenciar, comprender.

JULIO MEDINA VIZCAÍNO


S.S.S.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

mensaje de formulario de comentarios... se encuentra en configuracion y luego en entradas y comentarios...